Curso de Biblia. Para entender y vivir la Palabra de Dios

” Tienen que estar preparados para saber dar razón de sus creencias y de su esperanza” (1ª Pedro 3,15)

” Ustedes ya están limpios gracias a la Palabra que les he anunciado. Si permanecen en mí, y mi palabra permanece en ustedes pidan lo que quieran y lo conseguirán. La gloria de mi Padre esta en que den mucho fruto y sean mis discípulos” ( Jn 15, 3). 7-8)

Para permanecer en Cristo y que sus palabras permanezcan en nosotros es necesario, entonces, conocer su palabra, y la palabra de Dios no “está” contenida en la Biblia, la Palabra de Dios “es” la Biblia.

Cuentan que un novicio le dijo a San Arsenio: “Padre, es que yo leo la Biblia y no me queda casi nada”. El santo entonces mandó al joven a sacar agua de un profundo pozo con un canasto empolvado y sucio. Después de una hora le preguntó : ¿ Has logrado sacar agua?- Nada, nada, respondió el discípulo- Todo se sale por las rendijas del canasto.

¿ Y el canasto cómo ha quedado? preguntó el maestro. – Ah, el canasto sí ha quedado totalmente limpio, sin polvo y sin basura-. -Mira, le dijo San Arsenio: “Eso es lo que hace en tu vida la lectura de las Sagradas Escrituras, aunque no se te quede casi nada en tu memoria, la Palabra Divina te va manteniendo el alma pura y limpia y va alejando de ti la mancha del pecado y la basura de los vicios”.

Print Friendly, PDF & Email

Vea también

La profecía olvidada de Ratzinger sobre el futuro de la Iglesia que pronunció hace 55 años (1969)

Una Iglesia redimensionada, con menos seguidores, obligada incluso a abandonar buena parte de los lugares …