Misa de difuntos

Una misa de difuntos, también conocida como misa por los difuntos o misa de réquiem, es una ceremonia religiosa en la tradición cristiana, especialmente en la Iglesia católica, que se celebra en memoria de una persona fallecida. Esta misa se realiza con el objetivo de orar por el alma del difunto, pidiendo a Dios que le conceda el perdón de sus pecados y le otorgue la paz eterna en el más allá.

Es una ocasión para que familiares, amigos y la comunidad religiosa se reúnan para consolar y apoyar a los seres queridos del difunto en su dolor y para encomendar su alma a Dios.

Es importante destacar que la misa de difuntos es una práctica común en la Iglesia católica, pero también es observada por otras iglesias cristianas, como la Iglesia anglicana y la Iglesia ortodoxa.

Las misas de difuntos suelen celebrarse en fechas especiales, como el aniversario o días cercanos de la muerte de la persona, en días conmemorativos como el Día de Todos los Santos o el Día de los Difuntos, o en cualquier momento en que la familia o la comunidad deseen recordar al difunto y orar por él.

La misa por un difunto en nuestras tres parroquias

La misa por un difunto es distinta del funeral. Llamamos “funeral” a la primera misa que se celebra por un católico fallecido. En cambio, la misa por un difunto se puede solicitar en los distintos momentos del año siempre y que la Iglesia permita ese día dicha celebración ya que hay días que la liturgia de la Iglesia no permite esas celebraciones, por ejemplo, domingos, festivos religiosos, etc.

En nuestra comunidad tenemos seis misas donde poder pedir por un difunto determinado:

Lunes a las 19:00 h en Hermano Pedro (excepto verano)

Martes a las 19:00 h en Cristo Rey (excepto verano)

Jueves a las 19:15 h en Ntra. Sra. del Atlántico

Sábados a las 17:00 h en Ntra. Sra. del Atlántico (excepto verano)

Sábados a las 18:00 h en Hermano Pedro

Sábados a las 19:00 h en Cristo Rey

¿Qué tengo que hacer para solicitar una misa por un difunto en nuestras tres parroquias?

Acuda unos 10 minutos antes de comenzar la misa y dé el nombre (no es necesario los apellidos). Puede dar hasta tres nombres de difuntos. En el caso de que desee pedir por todos los difuntos de una familia concreta tendría que dar los dos apellidos que forman la familia, por ejemplo: “Difuntos de la familia García Peláez”. La tasa diocesana prevista por esta misa es de 10,00 euros que se abonan en el mismo momento en que se apunta la misa.

Tenga en cuenta que en cada misa pueden nombrarse a otros difuntos que no son de su familia, pero que también lo solicitan para esa eucaristía. Pueden haber varias intenciones (varios difuntos) en cada misa.

Durante la celebración de la misa a los difuntos se les nombrará en el momento dedicado a pedir al Señor por los difuntos católicos.

Print Friendly, PDF & Email

Vea también

Cuando la vida duele. ¿Por qué existe el sufrimiento? (Philip Yancey)

Claro está que el dolor físico es solo la última capa de lo que llamamos …