Vivir la mejor vida: qué hacer para aprovechar al máximo la vida

Vida feliz

Todos queremos vivir la mejor vida posible, sin embargo, a menudo el ajetreo de las tareas cotidianas y el caos del mundo pueden dificultar la priorización y centrarse en lo que realmente nos importa. Como resultado, nuestros sueños, esperanzas y metas pueden parecer un mundo aparte, a pesar de estar al alcance de la mano. En este artículo, hablamos de lo que significa “hacer que la vida funcione” y de lo que puedes hacer para crear la mejor vida posible para ti mismo.

¿Qué significa hacer que la vida funcione?

La idea de hacer que la vida funcione para ti significa determinar qué es lo que más te importa y alinear tu vida en torno a esas cosas. Se trata de encontrar un equilibrio entre tus pasiones y responsabilidades, y aprovechar al máximo lo bueno, minimizando lo no tan bueno. En definitiva, se trata de vivir una vida que te resulte satisfactoria y auténtica.

Lo que puedes hacer para que tu vida funcione

1. Marca tu vida. Establece tus objetivos

Crear y alcanzar objetivos es una parte vital de sacar el máximo partido a tu vida. Pero, debes tener claro hacia qué trabajas. ¿Qué es lo que realmente quieres de la vida? Asegúrate de escribir tus metas y de emplear tiempo y esfuerzo en lograrlas.

2. Dedica tiempo a lo que te gusta

La vida es ajetreada, pero debes dedicar tiempo a las cosas que te apasionan y te hacen feliz. Sea un pasatiempo, una actividad, o simplemente disfrutar de algún tiempo libre con tus amigos y familiares, asegúrate de dedicar tiempo a las cosas que te hacen sentir cómo tu mejor ser.

3. Cuida de ti mismo

Serás el mejor cuando te sientas bien: física, mental y emocionalmente. Asegúrate de cuidarte: come bien, duerme lo suficiente, haz ejercicio y busca tiempo para las actividades de cuidado personal. Cuando te cuidas a ti mismo, podrás mostrarte mejor en tu vida y aprovecharla al máximo.

4. Cultiva la gratitud

Es asombroso cuánto puede impactar positivamente en tu calidad de vida centrarte en las cosas buenas de tu vida. Comienza a practicar la gratitud, tomándote unos minutos cada día para reflexionar sobre las cosas, las personas y las experiencias por las que te sientes agradecido. Puede ser tan sencillo como hacer una lista o escribir en un diario.

5. Rodéate de gente positiva

Las personas con las que te rodeas pueden tener un profundo impacto en tu actitud y perspectiva. Concéntrate en pasar tiempo con personas que son positivas, comprensivas y sacan lo mejor de ti, en lugar de las que te deprimen o alimentan tus peores cualidades.

6. Sigue abierto a nuevas experiencias

Las zonas de confort son estupendas, pero si no tenemos cuidado también pueden limitarnos. Haz un esfuerzo por mantenerte abierto a probar cosas nuevas, conocer gente nueva y experimentar el mundo que te rodea. A menudo, son las experiencias inesperadas las que aportan el mayor crecimiento y alegría a nuestras vidas.

7. Establece límites

En el mundo actual, es fácil sentirse constantemente tirado en todas direcciones. Asegúrate de establecer límites claros para proteger tu tiempo, energía y persona. Di «no» a las cosas que no se ajusten a tus objetivos y valores, y concédete permiso para decir «sí» a las cosas que más te importan.

La clave para que la vida funcione

Hacer que la vida funcione consiste en prestar atención a lo que necesitas y quieres y alinear tus acciones, pensamientos y prioridades para que eso se convierta en realidad. Cuando haces un esfuerzo concertado para vivir según tus propios valores y objetivos, estás en el buen camino para aprovechar al máximo lo que la vida te ofrece. Recuerda, vivir la mejor vida es una maratón, no una carrera de velocidad: ten paciencia contigo mismo, ve paso a paso y ten presente los objetivos por los que tienes luchar con la mejor disposición y entrega.

Print Friendly, PDF & Email

Vea también

¿Cómo debe cambiar la Iglesia? Discurso de Benedicto XVI (2011)

VIAJE APOSTÓLICO A ALEMANIA 22-25 DE SEPTIEMBRE DE 2011 ENCUENTRO CON LOS CATÓLICOS COMPROMETIDOS EN …