Tasas diocesanas y parroquiales

Las tasas de la Iglesia católica son una serie de pagos que los fieles deben realizar a la Iglesia por la celebración de sacramentos, sacramentales y otros servicios religiosos. Estas tasas se consideran una forma de contribuir a la labor de la Iglesia.

En España, las tasas de la Iglesia católica están reguladas por el Código de Derecho Canónico, que establece que los fieles deben contribuir a los gastos de la Iglesia “según sus posibilidades”. La Conferencia Episcopal Española (CEE) es la encargada de establecer las tasas concretas que se aplican en cada diócesis.

Las tasas de la Iglesia católica se dividen en dos tipos:

  • Tasas sacramentales: Son los pagos que se realizan por la celebración de los sacramentos, como el bautismo, la confirmación, la eucaristía, la confesión, el matrimonio y la unción de los enfermos.
  • Tasas por servicios religiosos: Son los pagos que se realizan por otros servicios religiosos, como la celebración de misas, la administración de sacramentos a enfermos o la celebración de funerales.

Las tasas por servicios religiosos varían en función de la diócesis. Por ejemplo, en la Diócesis de Canarias, la tasa por la celebración de una misa es de 10 euros.

Print Friendly, PDF & Email

Vea también

Emilio Duró – ¿Por qué creer en algo? Vivir con ilusión

Emilio Duró Pamies es un empresario, profesor y conferenciante español dedicado a la consultoría y …