Oración a Dios de un quejica permanente que se queja de todo y de todos…

Dios misericordioso,

En mi constante estado de queja y lamento, me acerco a Ti con un corazón pesado y lleno de frustración. Reconozco que he sido un quejica constante, viendo más las sombras que la luz, más los problemas que las bendiciones que me rodean.

Perdóname por permitir que la negatividad y el descontento dominen mi vida, por enfocarme más en lo que falta que en lo que tengo. Reconozco que mi actitud ha afectado mi relación contigo y con aquellos que me rodean.

Te pido, oh Señor, que me des la fuerza y la sabiduría para cambiar mi perspectiva, para ver las dificultades como oportunidades de crecimiento y las pruebas como senderos hacia la madurez espiritual.

Ayúdame a encontrar la gratitud en medio de las dificultades, a ver tu mano amorosa obrando en cada situación, incluso en aquellas que me causan dolor y frustración.

Transforma mi corazón quejumbroso en uno lleno de paz y alegría, capaz de ver tu bondad en todas las cosas y de ser un instrumento de tu amor y compasión en el mundo.

Te lo pido en el nombre de tu Hijo Jesucristo, quien nos enseñó a amar incluso en medio de las pruebas más difíciles. Amén.

Print Friendly, PDF & Email

Vea también

Los enfermos mentales. Testimonios de personas con problemas de salud mental

Muchas personas con enfermedades mentales prefieren no hacer público su trastorno por miedo al rechazo …