El Espíritu Santo – Catequesis de san Juan Pablo II

EL ESPÍRITU SANTO

Catequesis del Santo Padre Juan Pablo II

Si la partida de Jesús tiene lugar mediante la muerte en cruz, se comprende que el Evangelista Juan haya podido ver, ya en esta muerte, la potencia y, por tanto, la gloria del Crucificado: pero las palabras de Jesús implican también la ascensión al Padre como partida definitiva (Cfr. Jn 16, 10), según lo que leemos en los Hechos de los Apóstoles: Exaltado por la diestra de Dios, ha recibido del Padre el Espíritu Santo prometido’ (Hech 2, 33).

La venida del Espíritu Santo sucede después de la ascensión al cielo. La pasión y muerte redentora de Cristo producen entonces su pleno fruto. Jesucristo, Hijo del hombre, en el culmen de su misión mesiánica, ‘recibe’ del Padre el Espíritu Santo en la plenitud en que este Espíritu debe ser ‘dado’ a los Apóstoles y a la Iglesia, para todos los tiempos. Jesús predijo: ‘Yo, cuando sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mi’ (Jn 12, 32). Es una clara indicación de la universalidad de la redención, tanto en el sentido extensivo dela salvación obrada para todos los hombres, cuanto en el intensivo de totalidad de los bienes de gracia que se les han ofrecido.

Pero esta redención universal debe realizarse mediante el Espíritu Santo.

El Espíritu Santo es el que ‘viene’ después y en virtud de la ‘partida’ de Cristo. Las palabras de Jn 16, 7, expresan una relación de naturaleza causal. El Espíritu viene mandado en virtud de la redención obrada por Cristo: ‘Cuando me vaya os lo enviaré’ (Cfr. Encíclica Dominum et Vivificantem, 8). Más aún, según el designio divino, la ‘partida’ de Cristo es condición indispensable del ‘envío’ y de la venida del Espíritu Santo, indican que entonces comienza la nueva comunicación salvífica por el Espíritu Santo’ (ib. n. 11).

Si es verdad que Jesucristo, mediante su elevación’ en la cruz, debe atraer a todos hacia sí’ (Cfr. Jn 12, 32), a la luz de las palabras del Cenáculo entendemos que ese atraer’ es actuado por Cristo glorioso mediante el envío del Espíritu Santo. Precisamente por esto Cristo debe irse. La encarnación alcanza su eficacia redentora mediante el Espíritu Santo. Cristo, al marcharse de este mundo, no sólo deja su mensaje salvífico, sino que da’ el Espíritu Santo, al que está ligada la eficacia del mensaje y de la misma redención en toda su plenitud.

ESPÍRITU SANTO -1-

(EL ESPÍRITU SANTO PROMETIDO)

descargar

INDICE

El Espíritu Santo que Cristo nos prometió (26.IV.89)

El Espíritu de la Verdad (17.V.89)

Nuestro Abogado Defensor (24.V.89)

La venida del Espíritu Santo, sello de la Nueva Alianza (31.V.89)

La comunidad apostólica en oración (21.VI.89)

María en la espera de Pentecostés (28.VI.89)

Pentecostés fiesta de la nueva mies (5.VII.89)

Pentecostés como teofanía (12.VII.89)

Pentecostés efusión de vida divina (19.VII.89)

El don de la filiación divina (26.VII.89)

Pentecostés manifiesta la Nueva Alianza (2.VIII.89)

Pentecostés, la Ley del Espíritu (9.VIII.89)

ESPÍRITU SANTO -2-

(PENTECOSTÉS Y EL INICIO DE LA IGLESIA)

descargar

INDICE

Pentecostés, inicio del nuevo Pueblo de Dios (16.VIII.89)

La Iglesia de Cristo y el Espíritu Santo (30.VIII.89)

El bautismo en el Espíritu Santo (6.IX.89)

El Espíritu Santo y la Eucaristía (13.IX.89)

Pentecostés: comienza la misión de la Iglesia (20.IX.89)

Universalidad y diversidad de la Iglesia (7.IX.89)

Pentecostés y la estructura apostólica de la Iglesia (25.X.89)

Pentecostés, inicio del ‘kerygma’ apostólico (8.XI.89)

Discurso de San Pedro y primeras conversiones (15.XI.89)

Misión del Paráclito y anuncio del Reino (22.XI.89)

El Espíritu Santo en la Iglesia primitiva (29.XI.89)

El Pentecostés de los gentiles (6.XII.89)

El ‘Pentecostés de los paganos’ (13.XII.89)

La fecundidad de Pentecostés (20.XII.89)

ESPÍRITU SANTO -3-

(EL ESPÍRITU SANTO EN EL ANTIGUO TESTAMENTO)

descargar

INDICE

Revelación del Espíritu Santo en el Antiguo Testamento (3.I.90)

La acción creadora del Espíritu de Dios (10.I.90)

El Espíritu Santo conduce y penetra la historia de Israel (17.I.90)

La acción profética del Espíritu Santo (14.II.90)

Acción santificadora del Espíritu Santo (21.II.90)

El Espíritu Santo y la purificación interior (28.II.90)

La sabiduría y el amor del Espíritu divino (14.III.90)

El Siervo de Dios y el Espíritu divino (21.III.90)

ESPÍRITU SANTO -4-

(EL ESPÍRITU SANTO Y JESUCRISTO)

descargar

INDICE

El Espíritu Santo en el origen Cristo (28.III.90)

La Encarnación: obra del Espíritu Santo (4.IV.90)

Relación personal de Dios con María (18.IV.90)

El Espíritu Santo y María (2.V.90)

Jesucristo se encarna por obra del Espíritu Santo (23.V.90)

El Espíritu Santo, fuente de la Santidad de Jesús (6.VI.90)

El Espíritu Santo en la Visitación (13.VI.9)

El Espíritu Santo y la presentación en el templo (20.VI.90)

El Espíritu Santo y el crecimiento en gracia de Jesús (27.VI.90)

El Espíritu Santo entre Jesús y María (4.VII.90)

El Bautismo de Jesús y la acción del Espíritu Santo (11.VII.90)

El Espíritu Santo y las tentaciones de Cristo en el desierto (18.VII.90)

El Espíritu Santo en la oración y predicación de Cristo (25.VII.90)

El Espíritu Santo en el misterio de la Cruz (1.VIII.90)

El Espíritu Santo en la resurrección de Cristo (8.VIII.90)

ESPÍRITU SANTO -5-

(LA REVELACIÓN DEL ESPÍRITU SANTO EN EL NUEVO TESTAMENTO)

descargar

INDICE

Preparación de la revelación sobre el Espíritu Santo (22.VIII.90)

Revelación del Espíritu Santo como Persona (29.VIII.90)

La acción de la Tercera Persona según los sinópticos (19.IX.90)

La acción de la Tercera Persona según S. Juan (26.IX.90)

El Espíritu Santo en la doctrina de San Pablo (3.X.90)

La acción del Espíritu Santo según S. Pablo (10.X.90)

El Espíritu Santo y los símbolos evangélicos (17.X.90)

El agua y la unción, símbolos de la acción del Paráclito (24.X.90)

Magisterio y Tradición acerca del Espíritu Santo (31.X.90)

El origen del Espíritu Santo y el ‘Filioque’ (7.XI.90)

El Espíritu Santo, Amor del Padre y al Hijo (14.XI.90)

Revelación del Espíritu Santo como Don (21.XI.90)

ESPÍRITU SANTO -6-

(LA REVELACIÓN DEL ESPÍRITU SANTO EN EL NUEVO TESTAMENTO)

descargar

INDICE

El Espíritu Santo, alma de la Iglesia (28.XI.90)

El Espíritu Santo y la unidad de toda la humanidad (5.XII.90)

La santidad de la Iglesia, fruto del Espíritu Santo (12.XII.90)

El Espíritu Santo origen de la catolicidad (2.I.91)

El Espíritu Santo y la apostolicidad de la Iglesia (9.I.91)

El Espíritu Santo custodia las fuentes de La Revelación (16.I.91)

El Espíritu Santo es principio de la vida sacramental (30.I.91)

El Espíritu Santo vivifica el ministerio pastoral (6.II.91)

Los dones que el Espíritu Santo da a la Iglesia (27.II.91)

El Espíritu Santo como Consolador (13.III.91)

Print Friendly, PDF & Email

Vea también

¿Cómo debe cambiar la Iglesia? Discurso de Benedicto XVI (2011)

VIAJE APOSTÓLICO A ALEMANIA 22-25 DE SEPTIEMBRE DE 2011 ENCUENTRO CON LOS CATÓLICOS COMPROMETIDOS EN …