El desafío de 50 temas para formarse como un cristiano

Una lista de temas que un cristiano debería conocer porque definen la identidad cristiana en el mundo de hoy y son clave para la evangelización de la cultura.

Para ser cristianos auténticos en el mundo de hoy es clave manejar bien algunos temas, para manejarse bien en la vida.


Está consideración –válida para todos los tiempos- se hace más urgente en nuestros días. El relativismo se ha impuesto en la cultura, y muchas personas ya no están seguras casi de nada y llegan incluso a mirar a la verdad con cierta desconfianza.


En este confuso clima cultural hay una serie de cuestiones que –como una piedra de toque- distinguen a quien tiene una visión auténticamente cristiana de Dios, del hombre y del mundo. A eso apuntan estos 50 temas: pretenden brindar un elenco de esas cuestiones. No se trata de un elenco de los temas más importantes de la doctrina cristiana, sino de aquellos puntos que la actual coyuntura cultural exige tener especialmente claros.


Son temas que un cristiano de cultura media debería conocer al menos mínimamente, ser capaz de defender y difundir, sabiendo explicar y argumentar para dar razones de su fe.


Para evangelizar el mundo no es suficiente con saber qué está bien y qué mal, en general, en las cuestiones que más afectan la cultura actual, sino que necesitamos ser capaces de explicar de modo sencillo los fundamentos de cada uno de ellos.


Alcanzar un conocimiento básico de estos temas indicaría haber alcanzado una síntesis madura entre fe y cultura. El cristiano necesita una buena base doctrinal para vivir su fe, sobre todo en los temas que la sociedad en que vive no tiene claros o piensa en clave anticristiana. Así –bien lejos de cualquier fundamentalismo- tendrá una visión de la vida coherente con su fe. Entonces no lo afectará la corriente cultural adversa y podrá contribuir a evangelizar la cultura.

Print Friendly, PDF & Email

Vea también

Cuando la vida duele. ¿Por qué existe el sufrimiento? (Philip Yancey)

Claro está que el dolor físico es solo la última capa de lo que llamamos …