Cómo relacionarse con personas tóxicas

Tratar con personas tóxicas es una parte desafortunada de la vida para muchos de nosotros. Puede ser todo un reto navegar por la influencia negativa de las personas tóxicas en nuestras vidas, sobre todo cuando pueden padecer enfermedades o trastornos mentales. Es importante desarrollar estrategias sanas de afrontamiento que nos ayuden a mantenernos en equilibrio, incluso en presencia de personas tóxicas. Estos consejos pueden ayudarnos a comprender y relacionarnos con las personas tóxicas de un modo respetuoso y consciente, independientemente de cuáles sean sus comportamientos.

Reconoce los rasgos que te hacen vulnerable

El primer paso para poder soportar la presencia de las personas tóxicas es retroceder y reconocer los rasgos que te hacen vulnerable a su influencia. Puede resultar difícil hacerlo, y a menudo va acompañado de sentimientos de culpa y de culparse a uno mismo de cómo salen las cosas. Es importante darse cuenta de que este proceso consiste en comprender las propias respuestas, no en echar la culpa. Ser capaz de examinar las propias reacciones en presencia de personas que luchan con enfermedades mentales u otras formas de disfuncionalidad puede ser una herramienta inestimable para contrarrestar su influencia.

Explora tu reactividad

Una vez que entiendas qué te hace vulnerable a las personas tóxicas, es hora de explorar tu reactividad. El comportamiento reactivo es lo que ocurre cuando las emociones se apoderan de nosotros y nuestro cerebro acciona el interruptor y nuestra respuesta es automática. Por desgracia, el comportamiento reactivo suele convertirse en algo de lo que nos arrepentimos cuando ya ha sucedido. Tomarse el tiempo necesario para explorar los desencadenantes que nos hacen reaccionar y los patrones de comportamiento asociados a esa reactividad puede ser una práctica increíblemente poderosa.

Confía en tus instintos

Una de las razones por las que las personas con un apego inseguro son más susceptibles a la influencia de las personas tóxicas es porque pueden no confiar en su propia intuición o instintos. Es importante recordar que la mejor forma de protegernos en situaciones potencialmente tóxicas es confiar en nuestra voz interior. Si algo no nos cuadra y nos resulta incómodo, es importante prestar atención a estas señales y alejarnos de la situación si es necesario.

Cuidado con la falacia del coste hundido

Otro factor importante a tener en cuenta al tratar con personas tóxicas es la falacia del coste hundido. Esto sucede cuando alguien ya ha invertido tiempo o energía en algo y no está dispuesto a dejarlo marchar cuando no funciona. Esto suele perpetuar las relaciones con personas tóxicas, ya que se nos hace difícil desprendernos de personas que sabemos que no nos convienen.

Reconoce el poder del refuerzo intermitente

Si te encuentras en una relación con personas tóxicas, es importante que reconozcas el poder del refuerzo intermitente. Esto significa que si hay momentos agradables o amables, es más probable que nos aferremos a esos buenos momentos y que así sigamos en la relación. Es importante reconocer que ésta es una forma de manipulación, y que cualquier momento bueno puede no ser auténtico.

Aprende a perdonar a las personas tóxicas por su comportamiento

Por último, es importante aprender a perdonar a las personas tóxicas por su comportamiento, y a liberarnos de cualquier negatividad que pueda estar afectándonos negativamente. El perdón es clave para mantener nuestro propio equilibrio y para liberarnos de relaciones potencialmente dañinas. Es importante darse cuenta de que perdonar nos beneficia a nosotros, no a la persona tóxica.

Tratar con personas tóxicas es una parte inevitable de la vida para muchos de nosotros. Estos consejos pueden ayudarnos a comprender y relacionarnos con las personas tóxicas de un modo respetuoso y consciente, incluso cuando puedan estar luchando con una enfermedad o trastorno mental. También es importante reconocer que no es nuestra responsabilidad arreglar a quienes queremos, sino sólo proporcionar apoyo si es posible. Con comprensión, autoconciencia y perdón, podemos atravesar las relaciones con personas tóxicas con mayor claridad y autocuidado.

Print Friendly, PDF & Email

Vea también

¿Cómo debe cambiar la Iglesia? Discurso de Benedicto XVI (2011)

VIAJE APOSTÓLICO A ALEMANIA 22-25 DE SEPTIEMBRE DE 2011 ENCUENTRO CON LOS CATÓLICOS COMPROMETIDOS EN …